El voto de colores

Efectivamente, el voto LGBT también importa, y lo es por muchas razones. Se ha luchado durante mucho tiempo para conseguir el reconocimiento de derechos básicos, y un paso en falso puede poner en riesgo los avances que tanto han costado al colectivo. Los políticos lo saben y no es de extrañar que los coqueteos se den cada vez de más cerquita, no más que no tanto, no se les vaya a pegar, y ese es el punto. ¿Hasta dónde los partidos han entendido la importancia de  de nuestro voto? yo, lo pongo en duda, basta escuchar las opiniones de quienes pelean por la “grande” son tan variados y no porque sean de todos los colores como nuestra bandera, si no por estar en escala de grises, son monocromáticos. Otros sin duda capitalizaran la relación colgándose los collarines de la marcha pero sin asistir a ella, ¡el compromiso debe ser real!, no simulado. por eso se ha creado la Coalición Mexicana LGBTTI, para que sirva de contrapeso, nuestro voto importa, pero si lo acompañamos de una acción, todavía más, reflexiones con cuidado quien si merece nuestro voto, ¡Que se lo ganen!